No me detendré

A ellos, por obligarme a enfrentar mis propios miedos.

A todos ellos, que pensaron que la juventud está reñida con la responsabilidad. Que la experiencia es cuestión de años.

Ellos, que no creyeron en mi a pesar de merecerlo. Quien abusó de mi esfuerzo e ilusión. Quien me miró fijamente y dijo que no estaba preparada. Quien creía que me estaba protegiendo.

Ellos, los me robaron horas y semanas. Noches y mañanas.

Incluso lagrimas. Muchas.

Leedme. Por un momento os creí. Y entonces dejé de creer en mi. Me cuestioné cada una de las decisiones que tomaba y las palabras que pronunciaba. Todo perdió sentido.

Alguien me recordó que la edad se lleva escrita en la piel. Son las experiencias vividas las que dejan marca. En el corazón, en la memoria y claro, en la piel. Que hay años vacíos y minutos que rebosan.

A vosotros, por recordarme quien soy. Por hacerme más fuerte y más valiente. A no detenerme. A no esconder monstruos en el armario, simplemente, echarlos a patadas.

Leedme bien, no me detendréis.

S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s